¿Ya conoces el resto de nuestras coberturas accesorias para autos particulares?

Anteriormente, te presentamos algunas de las coberturas accesorias que Quálitas ha desarrollado para autos particulares, con el objetivo de satisfacer las necesidades específicas de cada tipo de conductor.

Para estar doblemente protegidos, a continuación describimos otras, para vehículos de uso normal, que representan el siguiente paso en la personalización de soluciones a la carta.

Agregar al plan de aseguramiento inicial alguna de esas opciones puede hacer la diferencia entre perder o recuperar inversiones importantes, así como evitarte pleitos prolongados, según el siniestro ocurrido.

Protégete tal y como lo necesitas con nuestras coberturas accesorias

Condonación de deducible de Daños Materiales por colisión o vuelco (CADE)

Con esta cobertura, la aseguradora llevará a cabo el pago o reparación de los daños del vehículo asegurado en caso de un siniestro por colisión o vuelco por Daños Materiales, sin la aplicación del deducible contratado, independientemente del monto del daño sufrido (sin límite de eventos durante la vigencia).

En este caso, es importante que a la llegada del ajustador, se encuentre presente el otro vehículo colisionado.

En caso de que no participe otro vehículo colisionado o se haya dado a la fuga, o bien cuando los daños hayan sido ocasionados por un objeto fijo, semoviente o bache, la compañía pagará los daños sin la aplicación del deducible contratado en la cobertura de DM, siempre y cuando el monto del daño sea mayor al porcentaje de dicho deducible.

Arrastre de remolque

Ampara los daños a terceros en sus bienes y personas afectados por algún remolque que arrastre al vehículo asegurado, como pueden ser plataformas para motocicletas, caballos o un conjunto de bicicletas.

Es importante recalcar que esta cobertura accesoria no protege la carga que se remolca como tal ni el remolque en sí, sólo abarca los daños que llegue a ocasionar con dicho remolque.

Responsabilidad cruzada

De las coberturas accesorias idóneas para quienes tienen varios automóviles en casa e incluso para aquellos que están aprendiendo a manejar. Ésta protege al usuario de daños ocasionados por la unidad asegurada a bienes de su propiedad (zaguanes, puertas, paredes, etc.) además ampara lesiones a terceros que no se encuentren al interior del carro.

Daños materiales para neumáticos y rines

Aplica si los neumáticos y/o rines quedan con daño irreparable (no ponchaduras, pues se pueden remediar) a raíz de un accidente de tránsito, si impactan contra otro objeto fijo ajeno al vehículo asegurado (incluyendo animales, conocidos en el argot legal como “semovientes”), o caen en un bache que inhabilite su funcionamiento.

En el caso de autos nuevos (km. cero), esta cobertura concluirá cuando suceda la primera de las siguientes condiciones: la unidad llegue a los 50,000 km recorridos o terminó la vigencia anual de la póliza.

Responsabilidad civil por daños a ocupantes

Auxilia al asegurado en los gastos legales, como demandas e indemnizaciones, si algún pasajero del vehículo que haya abordado con su consentimiento expreso la unidad y se encuentre al interior durante el siniestro resulta con lesiones o incluso muere. Ideal para quienes acostumbran trasladar constantemente a familiares, amigos o compañeros de trabajo.

Conducir con seguridad y responsabilidad no solamente es contratar un esquema básico de aseguramiento, sino también pensar en nuestras rutinas de manejo y, a partir de ello, explorar las soluciones que mejor se adapten a cada situación.

Las vidas y pertenencias de los demás son igual de valiosas que nuestra integridad y la unidad asegurada. Piensa en todos y cuídalos con las coberturas accesorias de Quálitas.

Mira aquí más información:


También lee: Todo lo que debes saber sobre el seguro de responsabilidad civil obligatorio y la indemnización

About author

Author
Hugo Juárez