Asistencia por Vigilancia: pasajeros y conductores seguros en el transporte público

El robo a transporte público es uno de los problemas de inseguridad que más padecen los ciudadanos de a pie en todo el país, sobre todo en entidades como el Estado de México, donde durante 2020 se registraron 6,531 hurtos a pasajeros y conductores que diario emplean esta forma de traslado. Por suerte, debido a la poca movilidad a causa de la pandemia, hubo 29% menos casos en comparación con 2019, según cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Al respecto, hay municipios como Ecatepec, Naucalpan y Tlalnepantla donde es tal la constancia de este agravio, que las personas acostumbran cargar dos celulares: “el bueno para esconder” y “el malo por si me asaltan”, se suele decir en las calles.

Mientras que en la Ciudad de México, el panorama es más alentador. Entre 2019 y 2020 las cifras descendieron 50.9%, al pasar de 462 denuncias a 253. Independientemente de que hubo menos personas en las calles por la cuarentena, una estrategia que ha ayudado considerablemente a las autoridades de la CDMX a combatir este delito ha sido la instalación de cámaras de video al interior de las unidades, lo que inhibe a los delincuentes además de que ha facilitado su identificación y posterior captura; hasta noviembre pasado, de las 103 rutas de transporte público concesionado que existen en la capital, en 93 ya se habían colocado 10,398 equipos.

Tecnología vs delincuencia: asistencia por vigilancia

En este contexto, para dar mayor seguridad a los pasajeros y operadores de transporte público en todo el país, Quálitas ofrece la cobertura Asistencia por Vigilancia, que consiste en la implementación de un sistema de 2 a 3 cámaras (dependiendo del tamaño del vehículo) con grabación continua de audio y video, un botón de pánico inalámbrico con receptor, así como grabadora, módem, accesorios, cableado e instalación profesional.

Pensando en la conveniencia de los dueños de rutas de transporte público, sobre todo en el Estado de México donde por legislación se pide contar con cámaras al interior de combis, microbuses y camiones, dicho equipo de alta tecnología puede ser pagado de manera diferida en un lapso de 3 años renovando la póliza anualmente, que protege a los usuarios en una amplia gama de siniestros. A partir del pago del tercer año, todo el equipo pasa a manos del contratante.

Combatir la delincuencia es tarea de las autoridades; pero como prestadores de servicios, todas las rutas concesionadas de transporte público pueden también poner manos a la obra para inhibir a los ladrones y dar mayores garantías de seguridad a los pasajeros, quienes se sentirán más confiados y acompañados si saben que el medio que suelen emplear está debidamente equipado con cámaras y botón de pánico conectado a la policía.

Si quieres contratar la cobertura Asistencia por Vigilancia, puedes hacerlo desde el sitio web de Quálitas o llamando al 800 800 2021


 También lee: ¿Sabes cómo proteger tu vehículo de equipo pesado y los daños que puede provocar su carga?

About author

Author
Hugo Juárez