Los accidentes “extraños” son más comunes de lo que crees

¿Te has puesto a pensar cuántos autos (con o sin personas a bordo) sufren accidentes “extraños” como la caída de un rayo, el hundimiento dentro de un barco o la colisión con un animal? Te vas a sorprender…

Proteger nuestro patrimonio e inversiones que con mucho trabajo hemos conseguido es una de las mejores medidas que podemos tomar. En el caso de los automóviles, motocicletas, camionetas, tráileres, etc., estar asegurados ante accidentes siempre nos sacará de apuros, independientemente de que las afectaciones sean hacia personas y sus propiedades materiales (protección que se conoce técnicamente como “de responsabilidad civil”) .

Específicamente, los choques en general son comunes en nuestro país, por desgracia: de acuerdo con el INEGI, se registraron 362 mil 586 en el 2019 o, lo que es lo mismo, 993 al día.

Pero, hablando de otros siniestros, ¿te has puesto a pensar cuántos autos (con o sin personas a bordo) sufren situaciones “extrañas” como la caída de un rayo, el hundimiento dentro de un barco o la colisión con un animal?

Parece chiste, pero es anécdota…

Sí, esas cosas pasan: según los mismos datos oficiales, en ese año hubo mil colisiones de vehículos con animales, 282 unidades incendiadas, 256 choques con ferrocarril, y 4 mil 445 siniestros en la categoría de “otros”, descritos como “cualquier otro tipo de accidente que no pueda ser clasificado en las definiciones descritas anteriormente, tales como derrumbes, deslaves o cualquier otro objeto que caiga sobre los vehículos en circulación”.

Esos otros tipos de accidentes, aunque parezcan cosa menor, no lo son si los comparamos con, por ejemplo, la cantidad de reportes por autos que se salen del camino: 9 mil 450, que representan casi la mitad de estos últimos incidentes relativamente comunes (suceden al menos 25 diarios).

Incluso los rayos entran en esta categoría de “otros”, un fenómeno natural que, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cobra 223 vidas de mexicanos al año. De hecho, ¡México es el país del mundo donde más ocurren este tipo de incidentes!

Y aunque es por todos conocido que un automóvil, siempre y cuando esté apagado y con las ventanas cerradas, es un sitio seguro para resguardarse en medio de una tormenta eléctrica, hay transportes abiertos, como los carros convertibles y las motocicletas, que no brindan esa protección.

¡Que no te parta un rayo! Aguas con estos accidentes.

¿Eres de los que dicen “a mí nunca me va a pasar eso, no tengo tan mala suerte”? Ya sea por granizo, alud, huracán o terremoto, es importante proteger nuestros vehículos con alguna cobertura básica como Quálitas Daños Materiales que, considerando la diversidad de la geografía de México, entre otros factores de riesgo, protege contra:

  • incendios
  • rayos
  • explosiones
  • ciclones, huracanes
  • erupciones volcánicas
  • desgajes de tierra o piedras
  • derrumbes de construcciones/estructuras/objetos
  • caída de árboles o sus ramas
  • inundación

Incluso, debido a los reportes “raros” que se llegan a presentar en estados como Sinaloa o Sonora cuando se quiere cruzar a alguna de las Baja Californias, este tipo de pólizas también nos protegen contra hundimientos y varaduras: cuando el barco que transporta al auto toca un fondo o banco de arena y queda aprisionado en él sin poder flotar y navegar, con el riesgo de destruirse o hundirse si no logra zafarse y a consecuencia de esto nuestro auto resulta afectado.

Tanto si vives en estados costeros como en cualquier otra parte del país, ahora sabes que prácticamente nadie está exento de tener un percance “extraño” al volante.

Te invitamos a conocer nuestras distintas coberturas básicas y accesorias, y contratar la póliza que te venga a la medida, más ahora que de mayo a octubre tendremos lluvias, tormentas e inundaciones.


También lee: 5 consejos de Quálitas para mejorar la visibilidad al conducir.

About author

Author
qualitas_root