Jóvenes, los más afectados en accidentes viales relacionados con el alcohol

Pocas cosas tan mortíferas como la combinación de alcohol y volante; y si a ello le agregamos las ganas de vivir cada momento al máximo, tenemos como resultado un peligroso conductor. Suena a cliché, pero la realidad así lo confirma, y ante la frialdad de los números vale la pena encender las alertas. Al respecto, el Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (CONAPRA) calcula que el consumo de bebidas embriagantes se relaciona hasta con el 69% de los accidentes mortales en vehículos.

En ese sentido, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), del total de incidentes viales reportados por jóvenes de entre 20 y 30 años (77,725) en el 2020, se comprobó que en 5,364 los automovilistas presentaban aliento alcohólico, de los cuales la mayoría tenía entre 25 y 28 años, con 575 y 573 casos respectivamente. 

Manejar bajo los influjos de la bebida no sólo representa un alto riesgo para los conductores, sino también para peatones y ciclistas. Tras 18 años de la implementación del alcoholímetro en la CDMX, los datos arrojan resultados convincentes, ya que de las 2’102,711 revisiones realizadas durante todo este tiempo, cerca del 10% (228,614) dieron positivo a la prueba de alcoholemia y en consecuencia se aplicaron las sanciones estipuladas por la ley.

Evita consumir alcohol si vas a conducir

Para evitar un suceso mortal por la combinación de alcohol y volante, más allá de las edades, a continuación presentamos 4 recomendaciones que pueden significar salvar la vida propia y la de los demás:

  1. En definitiva, si tomas no manejes.
  2. Si vas a salir por unos tragos, pide a un amigo o familiar sobrio que sea el conductor designado.
  3. Si no tienes un conductor designado que te ayude a regresar a casa con seguridad, solicita servicio de taxi ya sea mediante aplicación o sitio.
  4. Si en tu localidad está activo un programa de alcoholímetros en las calles, no los evadas buscando su ubicación en redes sociales; con tranquilidad y respeto, haz caso de lo que te indiquen los oficiales al momento de pasar por ese filtro. Recuerda que no sólo te pones a salvo tú, sino también a la sociedad en general.

Si quieres aprender más sobre los riesgos de conducir bajo los efectos del alcohol, echa un vistazo a este video de Conducta Vial Quálitas: 

La Encuesta Nacional de Adicciones ha descubierto que los jóvenes de entre 18 y 31 años son la población más afectada en los siniestros viales provocados por la ingesta de alcohol. Y de acuerdo con el Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), tres de cada 10 personas atendidas en hospitales mueren por algún tipo de traumatismo provocado por accidentes automovilísticos relacionados con la bebida, un fenómeno recurrente entre quienes tienen de 20 a 30 años.

Si tú estás en este rango de edad, planea muy bien cada pachanga y piensa dos veces que manejar bajo los efectos del trago no es ni será nunca una opción. Tu vida puede pender de un hilo así como la llave del auto cuelga de tu llavero. Por un México con menos accidentes, por favor, y aunque suene a disco rayado: ¡si tomas, no manejes!


También lee: Si te distraes mucho al manejar, ¡necesitas un seguro ya!


About author

Author
Hugo Juárez