Urge elevar el número de motos aseguradas

Lamentablemente, los siniestros fatales en motocicleta son noticia cada vez más, como el ocurrido el 15 de agosto de 2021 en la carretera México-Cuernavaca que cobró varias vidas. 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), los accidentes de tránsito son la principal causa de muerte entre niños y jóvenes de 5 a 29 años en todo el planeta. En promedio, anualmente el 23% (casi 300 mil) del total ocurren sobre estos vehículos motorizados de 2 ruedas, que pueden alcanzar velocidades de hasta 350 km/h entre las que se venden hoy en el mercado; con ese impulso, la falta de pericia o una distracción puede derivar en accidentes mortales. Cabe destacar que un motociclista tiene un riesgo 6 veces mayor de sufrir lesiones graves y 3 veces más de fallecer en un accidente.

Los números hablan

Según cifras de la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México (SEMOVI), en los últimos 5 años el uso de la moto en la capital se incrementó un 800%; y con la llegada de la pandemia, que detonó los servicios de entrega a domicilio, los accidentes y defunciones a bordo de estas prácticas pero riesgosas unidades se dispararon, encendiendo las alarmas en el gobierno y el sector vehicular. A decir de la dependencia, en el primer trimestre del 2021 el número de motocicletas involucradas en incidentes viales aumentó de 1,907 a 2,019, en comparación con el mismo periodo del año pasado; sin embargo, las muertes se duplicaron: pasaron de 21 a 47

Paralelamente, la OMS señala que los siniestros vehiculares en general cuestan el 3% del PIB a la mayoría de los países, y que entre 20 y 50 millones de personas sufren traumatismos derivados de ellos que en muchos casos terminan en discapacidad. Los países de ingresos bajos y medianos, como México, tienen cerca del 60% de los vehículos de todo el mundo, y en ellos se producen más del 93% de las defunciones relacionadas con accidentes de tránsito. A nivel global se pierden 1.3 millones de vidas al año por este motivo.

Accidentes de tránsito: tema de salud pública

Aunque no lo parezca, este es un tema de salud pública que invita a los motociclistas a reflexionar sobre su manera de manejar y a contratar un seguro que los proteja ante afectaciones materiales, robo total, responsabilidad civil por daños a terceros, gastos médicos de conductor y ocupantes, costos legales, asistencia vial (grúa) y muerte por accidente automovilístico, como es el caso del paquete amplio que Quálitas ofrece para motos y coches en general.

De las más de 4.4 millones de unidades vehiculares aseguradas actualmente por Quálitas, 168,000 son motocicletas; en otras palabras, de todas las motos con seguro en el país, el 40% están protegidas por Quálitas. Tan sólo entre el primer y segundo trimestre del presente año, la contratación de pólizas para este tipo de transporte creció 11.5%, tendencia que esperamos se acelere durante el resto del año. 

Para que los amantes de la movilidad sobre dos ruedas estén mejor protegidos ante cualquier tipo de siniestro, que además de accidentes pueden ser descomposturas por ejemplo, es importante impulsar como sociedad una mayor cultura del seguro. Si para los autos ya se había detectado esta urgencia, pues sólo 3 de cada 10 de los que circulan en el país cuentan con póliza contratada, en el caso de las motos la situación es más apremiante.

5 recomendaciones generales

Tanto para novatos en motocicleta como para conductores experimentados, los siguientes consejos son vitales para circular protegidos:

  • Contratar un seguro. Aparte del paquete amplio, Quálitas también ofrece una versión básica o la opción de armar un plan personalizado dependiendo de las necesidades y perfil del conductor, mediante la contratación de coberturas accesorias.
  • Tramitar licencia con exámenes. En el caso de la CDMX, a partir del pasado 16 de agosto la SEMOVI, en coordinación con otras dependencias, implementó un servicio de evaluación a motociclistas para obtener un certificado como nuevo requisito para tramitar licencias tipo A1 y A2, que incluye pruebas de conocimiento sobre normatividad, uso del casco, estado de la moto y pericia en su conducción. Dicha certificación tiene validez nacional y los interesados en solicitarla pueden registrarse aquí.
  • Uso obligatorio del casco. Aunque es una medida obligatoria por ley, muchos motociclistas no lo usan o lo portan en el brazo. Traer casco disminuye el riesgo de muerte por accidente en un 40%, y puede bajar alrededor del 70% las posibilidades de sufrir una lesión considerable. Al adquirir uno, hay que verificar que esté certificado por las normas DOT y ECE.
  • No consumir alcohol y drogas. Conducir cualquier vehículo bajo un estado alterado aumenta las posibilidades de sufrir un siniestro. A decir de la OMS, dicho riesgo se presenta incluso con bajos niveles de concentración de alcohol en sangre (BAC) y aumenta considerablemente cuando este índice es igual o mayor a 0.04 gramos de hemoglobina por decilitro (g/dl). En el caso de los estupefacientes, se sabe que consumir anfetaminas eleva 5 veces el riesgo de un accidente mortal.
  • No usar el celular al conducir. Una recomendación básica que nunca está de más recordar, pues quienes usan el teléfono móvil estando al volante o manubrio tienen 4 veces más probabilidades de participar en un accidente. 

Si manejas motocicleta, ¡no lo pienses más! Acércate a Quálitas y contrata el seguro ideal para ti, con opciones de pago a 3, 6 o 12 meses sin intereses; es por tu seguridad y la tranquilidad de los tuyos. Invirtiendo poco, te puedes proteger mucho.


 También lee: Datos reveladores sobre accidentes que te harán asegurar tu auto hoy


About author

Author
Hugo Juárez