¿Sabes cómo nacieron los seguros?

Algo que descubrieron las primeras civilizaciones organizadas es que en grupo las cosas salen mejor, y hasta la fecha no hay duda de ello. Ese principio de fraternidad hizo que nuestros antepasados se reunieran para conseguir alimentos o hacer frente a los peligros a los que se exponían constantemente, algo que podemos considerar como un vestigio y antecedente de los seguros tal como los conocemos hoy: se tratan de una medida de protección ante los riesgos sociales y naturales

Entre los años 4000 y 3000 a.C., los mercaderes de Babilonia empezaron a asumir el riesgo de las pérdidas de sus caravanas, concediendo préstamos con intereses altos, que eran reembolsados una vez que un viaje concluía satisfactoriamente. 

A esa medida se le denominaba “préstamo a la gruesa”, “un contrato por el cual una persona presta a otra cierta cantidad sobre objetos expuestos a riesgos marítimos, bajo la condición de que, pereciendo estos objetos, devuelva el tomador la suma con un premio estipulado”, de acuerdo con Maclean B. Joseph. El reembolso estaba condicionado al éxito de la operación y se le nombró de esta curiosa forma pues se atenía “…a la gruesa aventura que supone el viaje por mar”. Interesante, ¿no crees?

Eso fue en la Edad Antigua, pero fue hasta la Media que aparecieron los primeros seguros de vida, debido al auge de secuestros de comerciantes en altamar por parte de piratas, quienes exigían un rescate por ellos o los arrojaban al mar, por lo que el seguro garantizaba esos montos y también servía para cubrir la muerte de los tripulantes por otras causas durante los traslados. 

Del agua al fuego: una nueva forma de repensar los riesgos y los seguros

Fue entre los siglos IX y XII que aparecen los primeros intentos de empresas de seguros, conocidas entonces como “guildas”. Una de las más famosas fue la de María Santísima, fundada en 1218 en Inglaterra, país que se convirtió en el centro marítimo del mundo. 

Este modelo, hasta entonces sólo naviero, se replicó velozmente en Francia y Alemania, y los italianos lo perfeccionaron en el siglo XIV, firmándose el primer contrato conocido de un seguro, en el año de 1347. Entonces surgen conceptos como “póliza” y las primeras regulaciones en la materia. 

Debido a un incendio que destruyó la mayoría de Londres, en el siglo XVII aparece el seguro de esta índole, y en 1720 nacen las primeras sociedades dedicadas específicamente a asegurar este tipo de siniestros, las cuales quebraron debido al mal actuar de especuladores y promotores. Así, tras una serie de malas experiencias y restricciones gubernamentales, sólo se permitió en la isla de Gran Bretaña la operación de 2 firmas en el sector. 

¿Cuándo surgió la primera póliza de seguros?

En materia de seguros de vida, la primera póliza se firmó un poco antes, en 1583, y perteneció al británico William Gibbons, quien murió el mismo año y su familia recibió 400 libras por un servicio que en su momento costó 32 libras.

A principios del siglo XVIII, la industria aseguradora ya abarcaba varios ámbitos y empezó a profundizar más sobre la manera de calcular los riesgos y montos por cobrar a quienes buscaban proteger su vida o sus bienes

En materia de aseguramiento de automotores, las primeras coberturas surgieron entre los siglos XIX y XX, a partir de la invención del primer vehículo propulsado con gasolina por el ingeniero alemán Karl Benz en 1895; en ese entonces, la infraestructura de caminos se expandía velozmente y le siguió la industria automotriz.

El antecedente de este modelo de negocio lo encontramos en 1825, con la fundación de L’Automédon, firma francesa que creó un seguro que cubría la responsabilidad civil derivada del manejo de carruajes y caballos, aunque desde 1821 el Prefecto de París ya había ideado un esquema donde todos los conductores aportaban cierta cantidad de dinero para cubrir los posibles daños a terceros causados por los carruajes.

Una historia en construcción: Quálitas destaca

Tras 200 años desde entonces, en los que momentos históricos como las dos guerras mundiales remarcaron la necesidad de contar con un seguro, esta industria se mantiene vigente y ha ampliado las coberturas que ofrece a los conductores y sus vehículos, un segmento en el que Quálitas se mantiene como líder absoluto desde hace 14 años, luego de que el empresario Joaquín Brockman fundara la compañía el 9 de diciembre de 1993 en la Ciudad de México, emitiendo su primera póliza el 22 de marzo de 1994, ante el escepticismo de muchos Agentes de seguros que auguraban poco éxito al proyecto debido a que el ramo automotriz es muy costoso.

En México, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), la historia formal de esta actividad se remonta al siglo XIX, con la aparición de las primeras regulaciones en la materia. Algunas de las fechas más importantes en nuestro país fueron:

  • 1870. En el Código Civil se regula el Contrato del Seguro.
  • 1892. Se promulga la primera ley que rige a las compañías de seguros.
  • 1897. Se funda la Asociación Mexicana de Agentes de Seguros contra Incendio, formada por 17 empresas.
  • 1935. Se promulgan las primeras leyes que rigen al sector asegurador mexicano: la Ley sobre el Contrato de Seguros (LCS) y la Ley General de Instituciones de Seguros (LGIS).
  • 1935. Se promulga la Nueva Ley General de Instituciones de Seguros y nace la Ley sobre el Contrato de Seguro.
  • 1937. Se crea la Asociación Mexicana de Agentes de Seguros.
  • 1964. Nace la AMIS.
  • 1990. Se permite que las compañías asociadas operen con la libertad de establecer sus propias tarifas y cuotas.

Contar con un seguro, ya sea vehicular, de vida, gastos médicos, protección de mercancías, inmuebles, etc., es la mejor manera de garantizar algo que todos buscamos en la vida: paz y tranquilidad. Si aún no cuentas con uno, te invitamos a que explores el mercado y escojas la opción que mejor se adapte a tus necesidades y perfil

En el caso de seguros para automóviles, estos son los paquetes que nos han permitido ser el líder indiscutible desde el 2007, con una participación en el mercado del 31.5%, por lo que casi 3 de cada 10 vehículos en el territorio nacional están asegurados por Quálitas.

También lee: Datos reveladores sobre accidentes que te harán asegurar tu auto hoy

About author

Author
Hugo Juárez